Trazas de glifosato en los helados de Ben & Jerry’s

Ben & Jerry’s es una empresa estadounidense especializada en la fabricación de helados, sorbetes, yogures helados y otros productos innovadores del mundo de la heladería, es conocida a nivel internacional tanto por sus productos como por sus acciones y colaboraciones en la lucha contra el cambio climático, como la producción sostenible de productos lácteos reduciendo el uso de la energía en las granjas, el nivel de emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera, etc. También destacan las acciones y ayudas proporcionadas a organizaciones no gubernamentales que trabajan en favor de la sostenibilidad y la preservación de los recursos naturales de la Tierra.

Marca de helados contaminada

El caso es que hace unos días la OCA (Asociación de Consumidores Orgánicos), organización sin ánimo de lucro que se ocupa de cuestiones cruciales relacionadas con la seguridad alimentaria, la agricultura industrial, la ingeniería genética, la salud infantil, la responsabilidad corporativa, el comercio justo, la sostenibilidad ambiental, así como en otros temas clave relacionados, envió a un laboratorio independiente 11 variedades de helados que comercializa Ben & Jerry’s para analizarlas, según los resultados, se detectaron trazas de glifosato en 10 de las 11 muestras.

Lo cierto es que no nos sorprenden mucho, ya que como hemos comentado anteriormente en este post, el glifosato está presente en muchos alimentos, incluso en la leche materna. Se puede entender como algo lógico porque en Estados Unidos hay millones de hectáreas de tierras en las que se cultivan alimentos transgénicos, donde el uso del herbicida RoundUp es habitual, siendo millones de litros los que se están utilizando, por lo que la penetración del producto en el medio ambiente y en el sistema alimentario es evidente. La OCA comenta que es hora de que Ben & Jerry’s anuncie una inmediata transición al 100% en el uso de materias primas orgánicas para evitar la presencia de cualquier producto fitosanitario en sus productos.

 

Fuente: Gastronomiaycia