Alimentos

A través de los alimentos pueden hacer entrar en nuestras casas, y a nuestros cuerpos, toda suerte de contaminantes. Buena parte de ellos llegan en los alimentos mismos, en forma de contaminantes industriales, residuos de pesticidas, aditivos,… Otros pueden proceder incluso de los materiales en los que se envasan o de los recipientes en los que se cocinan, por ejemplo.

alimentosMuchos contaminantes de los que nuestra sociedad industrial emite a la atmósfera o vierte a ríos, mares y suelos, pueden acabar integrándose en las cadenas alimentarias. Algunos de ellos tienden a ser muy persistentes y bioacumulativos y a concentrarse en niveles crecientes según se asciende por la cadena alimentaria.

Entre estos contaminantes se cuentan algunos que generan gran preocupación en la comunidad científica: dioxinas, PCBs, hexaclorobenceno, lindano, PCBs, DDE... algunos de los cuales llegan a nuestros cuerpos dominantemente a través de la alimentación.

Casi todos nosotros tenemos sustancias como estas como contaminantes en nuestros cuerpos. Y muchos estudios científicos asocian ésa presencia, frecuentemente a niveles "bajos" de concentración, con incrementos del riesgo de padecer una serie de problemas de salud.

Los alimentos pueden estar contaminados con residuos de pesticidas, con metales pesados, e incluso con sustancias migradas a ellos desde útiles de cocina, entre otras posibilidades.

 

 ARTÍCULOS RELACIONADOS
  » Resíduos de pesticidas en la comida
  » Contaminantes en el pescado
  » El problema de los utensilios de cocina, envases, etc