Problemas en el embarazo

Si hay un momento de la vida en el que niveles muy bajos de concentración de una sustancia contaminante pueden causarnos hondos estragos es, sin duda, cuando somos una criatura en formación dentro  de nuestras madres.

Embarazo

La exposición a productos químicos durante ésos momentos de nuestro desarrollo, puede causar los más diversos problemas. Entre ellos se cuentan  abortos, nacimientos prematuros o defectos de nacimiento. También problemas que se manifestarán luego, en la infancia, tales como daños en el desarrollo neurológico o los cánceres infantiles. E incluso enfermedades que se manifestarán décadas después en el estado adulto, tales como cánceres y enfermedades cardiovasculares.

Por ello es preocupante que dentro de los cuerpos de las mujeres embarazadas se detecten innumerables sustancias contaminantes. Un estudio de la Universidad de California, por ejemplo, buscó 163 contaminantes concretos en mujeres encintas y halló que ciertos bifenilos policlorados, pesticidas organoclorados, compuestos perfluorados, retardantes de llama, ftalatos, fenoles, hidrocarburos aromáticos policíclicos, y perclorato se detectaron en el 99-100% de ellas.

El hogar puede ser un escenario muy importante a la hora de que muchos de ésas sustancias lleguen a la mujer embarazada.

Los autores de ésa investigación hacían notar que los niveles de muchas de las sustancias analizadas eran semejantes a los niveles a los que diferentes estudios científicos habían encontrado que se producían asociaciones con problemas sanitarios. Así, por ejemplo pasaba con ciertos ftalatos, que estaban a los niveles en los que se ha visto que se asocian a feminización en niños varones, o con el  mercurio , presente a los niveles a los que se ha asociado a este metal con efectos sobre el desarrollo neurológico (lo que también pasaba con algún retardante de llama), etc.  Además, sucedía algo esperable teniendo tal cantidad de contaminantes diferentes. Que las futuras madres tenían a la vez varios contaminantes que podían producir el mismo efecto. Por ejemplo, perclorato, PCBs, PBDEs, y triclosan, que pueden afectar a las hormonas tiroideas maternas, o diferentes ftalatos que pueden afectar a desarrollo del aparato reproductivo masculino.

Se midieron así en las embarazadas niveles de DDE, ácido perfluorooctanoico (PFOS, un compuesto perfluorado), benzofenona 3 (un filtro solar presente en las cremas), monoetil ftalato (MEP), bisfenol A… y en fin, innumerables sustancias que podían haber llegado a ellas con la alimentación, el agua del grifo, los productos de aseo y belleza, el aire respirado en el hogar, pinturas, barnices, disolventes, pesticidas, productos de limpieza, etc.

Muchas sustancias que pueden estar presentes en el hogar han sido asociadas por estudios científicos a hondos efectos negativos en el embarazo. Sustancias , por ejemplo, asociadas a la fetotoxicidad (y que por tanto pueden causar cosas como un aborto), sustancias pueden inducir malformaciones congénitas, sustancias que pueden causar un parto prematuro, o que el niño tenga bajo peso al nacer, o que causen trastornos en el desarrollo de su cerebro o de su aparato reproductor, entre otras cosas. 

Como ejemplo, los ftalatos, contaminantes muy frecuentes en los hogares, han sido asociados a un mayor riesgo de tener un parto  prematuro. Pero también a otras cosas muy diferentes, como pueda ser que los niños varones nacidos manifiesten ciertas alteraciones como una feminización o una virilización incompleta.

El uso de pesticidas en el hogar durante el embarazo ha sido asociado por diferentes investigaciones  a un mayor riesgo de que los niños puedan tener leucemia. También con el linfoma no Hodking.

El nivel de uso durante el embarazo de ciertos pesticidas piretroides en concreto ha sido asociado por algún estudio a una caída notable en los índices de desarrollo mental de los niños nacidos (cuando ya tenían 3 años).

También la presencia en las madres de residuos de pesticidas organofosforados ha sido asociado a efectos en el desarrollo mental de los niños.

El uso de ciertos ambientadores del hogar ha sido asociado por algunas investigaciones a un aumento del riesgo de padecer cefaleas y depresiones post natales ( y en los niños de menos de seis meses que estaban en casas donde se hacia un uso diario de estos productos tenían más dolores de oído y diarreas).

Hay, así mismo, investigaciones que muestran una asociación entre el uso de productos químicos en el hogar durante el embarazo y el asma infantil. En uno de ellos, por ejemplo, se determinó si las mujeres embarazadas usaban y con qué frecuencia productos como desinfectantes, lejía, limpiador de alfombras, limpiador de ventanas, líquido de lavado en seco , aerosoles, trementina / aguarrás, ambientadores (spray, barra o aerosol),  removedor de pintura, pintura o barniz  o  pesticidas / insecticidas . Y se vió que aquellas que habían tenido un mayor uso de una serie de productos tenían mayor riesgo de tener hijos asmáticos, concluyendo que podía ser por la exposición prenatal y/o por los efectos de la exposición subsiguiente en las primeras etapas de la vida.

Son muchas las investigaciones realizadas pero, tal y como denuncia la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO), existe una gran ignorancia por parte de las mujeres acerca de estos riesgos químicos.

Algunos ejemplos de trastornos y problemas asociados

  1. Sustancias asociadas a la fetotoxicidad, con buena base de evidencia: formaldehído, disolventes, éteres de glicol basados en el etileno, tricloroetileno,  tetracloroetileno, tolueno, xileno, óxido de etileno, 1,1,1-tricloroetano, arsénico, bisphenol A, subproductos de la cloración de las aguas, trihalometanos, cloroformo, dibromocloropropano, fungicidas, plomo, mercurio, cloruro de metileno, triazinas, hollín… Con una base de evidencia algo más limitada: acrilamida, antimonio, cadmio, tetracloruro de carbono, dioxinas, campos electromagnéticos, PCBs, pentaclorofenol, ftalatos…
  2. Sustancias que estudios científicos han asociado a malformaciones congénitas en general: disolventes, éteres de glicol basados en el etileno, mercurio, radiación ionizante, arsénico, bisfenol A, óxido de etileno, pesticidas, cloruro de vinilo…
  3. Sustancias que estudios científicos han asociado con malformaciones cardiacas congénitas: disolventes, tricloroetileno, 1, 2 tricloroetano, éteres de glicol basados en el etileno, atrazina, benceno, subproductos de la cloración, trihalometanos, aceites minerales, insecticidas…
  4. Sustancias que estudios científicos han asociado a malformaciones del aparato reproductor: di (2-etilhexil)  ftalato, pesticidas, arsénico, atrazina, bencil butil ftalato, bisfenol A, cadmio, di butil ftalato, diisononil ftalato, dioxinas, éteres de glicol basados en el etileno, disolventes, tolueno, tricloroetileno…
  5. Sustancias que estudios científicos han asociado a defectos del tubo neural / malformaciones del sistema nervioso central (incluído malformaciones del ojo, como cataratas congénitas, anencefalia e hidrocefalia): arsénico, subproductos de la cloración, mercurio, trihalometanos, benceno, cadmio, éteres de glicol basados en el etileno, manganeso, disolventes, tolueno, tricloroetileno, cloruro de vinilo…
  6. Sustancias asociadas a malformaciones esqueléticas (acortamiento de extremidades,  sindactilia, polidactilia): arsénico, 1,1-dicloroetano, atrazina, bromoxinil, clordecona, éteres de glicol basados en el etileno, óxido de etileno, manganeso, pesticidas…
  7. Sustancias asociadas a labio leporino y paladar hendido: 1,2-dichloroetano, cadmio, subproductos de la cloración, trihalometanos, cloroformo, disolventes, éteres de glicol basados en el etileno, tricloroetileno, pesticidas, dioxinas…
  8. Sustancias que estudios científicos han asociado a bajo peso al nacer / pequeño para la edad gestacional / retraso en el crecimiento intra-uterino: 1,1-dichloroetano, arsénico, subproductos de la cloración, plomo, mercurio, pesticidas organoclorados, organofosforados, PCBs, disolventes, tolueno, trihalometanos, dioxinas, óxido de etileno, compuestos perfluorados, tetracloroetileno, tricloroetileno…
  9. Sustancias que se han asociado al parto prematuro: benceno, DDT/DDE, óxido de etileno, plomo, hollín, ftalatos, di (2-etihexil) ftalato (DEHP), herbicidas fenoxiacéticos…

Botón Ver referencias