Detergentes limpios

Hay en el mercado, normalmente en establecimientos especializados en productos ecológicos de garantía, detergentes , suavizantes , blanqueantes,… y otros productos alternativos en los que puede haberse descartado el uso de fragancias sintéticas o ftalatos. En ellos en lugar de ciertos compuestos problemáticos pueden haberse incluido enzimas cultivadas o aceites vegetales, por ejemplo.

Conviene comprender bien el significado de los diferentes etiquetados existentes (Eco-garantie, Eco-control, Eco-label, producto recomendado por la Asociación Vida Sana,…) las cuales dan más o menos garantía de que en los productos que las tienen no haya una serie de compuestos. No basta con que un producto presuma de ser ecológico para que realmente lo sea. A veces un producto presume de tal cosa solo por no contener fosfatos, pero eso no implica que no contenga otras cosas.

Para rebajar el efecto de sustancias tóxicas que puedan haber impregnado un tejido por el uso de determinados productos convencionales (detergentes, suavizantes,…) es bueno dejarlos a remojar en agua con bicarbonato.

Remedios caseros

Hasta que una serie de empresas comenzaron a comercializar detergentes sintéticos y a convencer a la población, mediante intensas campañas publicitarias, de la necesidad de usarlos, se venían usando otras cosas sin problemas. Por ejemplo, jabón natural.

Para incrementar el poder de limpieza puede sumarse bórax al jabón, o introducir medio limón en una bolsita.

Personas especialmente sensibles a los tóxicos químicos (como afectados por Sensibilidad Química Múltiple) recurren a veces a lavar con bicarbonato sódico, vinagre de manzana y algunos detergentes ecológicos muy exigentes y sin fragancias. A veces con nueces de lavado.

Como suavizante casero sirve una mezcla de bicarbonato, vinagre y aceite esencial. El empleo de tejidos naturales hace menos necesario el uso de suavizantes.

De tener que llevar algo a una tintorería , optar por una de limpieza realmente ecológica, que use jabón natural y vapor, por ejemplo.

Sobre quitamanchas hay toda una cultura popular que conviene rescatar. Por ejemplo, no hay nada que quite mejor una mancha de tinta que la leche. También podría servir limón, vinagre y bórax. Frotar con aceite de eucalipto antes de lavar sirve para manchas de hierba. IY otros remedios sirven para otros tantos tipos de manchas. Todo es cosa de informarse.

 

 ARTÍCULOS RELACIONADOS
  » Detergentes
 PATOLOGÍAS RELACIONADAS
  » Hipersensibilidad
  » Intoxicaciones agudas
  » Neurotoxicidad
  » Problemas en el embarazo
  » Problemas en los niños
  » Problemas inmunológicos
 SUSTANCIAS RELACIONADAS
  » Almizcles sintéticos
  » Alquilfenoles
  » Compuestos orgánicos volátiles
  » Ftalatos