Asma

El asma, como sucede con otras enfermedades que en muchos casos pueden deberse a factores como la contaminación química, está creciendo fuertemente en incidencia en las últimas décadas. Reducir en el entorno doméstico la presencia de estas sustancias puede ser un importante factor preventivo de la enfermedad.

Especialmente preocupantes son las investigaciones que asocian un incremento del riesgo del asma infantil con la exposición a determinadas sustancias.  Muchas veces esta enfermedad en los niños puede tener su origen o verse favorecida por sustancias que contaminan el interior de muchas casas tales como los ftalatos, por ejemplo, presentes en tantos productos.

Un gran estudio realizado por científicos de varios países asociaba una mayor o menor presencia de ftalatos , como el DEHP, en el polvo doméstico con un mayor riesgo de asma infantil. En el estudio buena parte de ésas sustancias podían proceder de suelos de PVC. Sobre el incremento de la incidencia de la enfermedad en las últimas décadas insistían en la importancia de los factores ambientales como el aumento de la presencia de una serie de sustancias dentro de los hogares: “los cambios en los ambientes interiores merecen una atención especial porque el aire interior constituye una ruta dominante de exposición”.

Pero, obviamente, no solo los ftalatos han sido asociados por estudios al asma, sea infantil o no, también otros contaminantes, productos o sustancias como el formaldehído, acetaldehído, benceno, etilbenceno, tolueno, xileno, acetona, 1,3 butadieno, tetracloroetileno, ozono, dióxido de nitrógeno, partículas en suspensión, resinas epoxi, fragancias, ftalatos, PVC, polipropileno, polvos de plástico,  latex, óxido de etileno, isocianatos, etilendiamina, etanolaminas, metacrilatos, piretrinas y piretroides, amoniaco, cloro, 1,1-dicloroetano…

Por citar una de las cosas presentes en casa que pueden causar o favorecer el asma podemos hacerlo con los productos de la limpieza.

Un amplio estudio publicado en la American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine concluía por ejemplo la relación existente entre el uso de espráis para la limpieza doméstica – limpiamuebles, limpiacristales, ambientadores,…- y un fuerte incremento del riesgo de padecer asma y otros problemas respiratorios en adultos

Los científicos atribuían que "un número importante de casos de asma en los adultos puede estar relacionado con el uso de sprays de limpieza del hogar, lo que indica un problema importante de salud pública", mostrando su preocupación por las sustancias que pudieran estar involucradas: alcoholes, amoniaco, agentes liberadores de cloro,  glicoles y éteres de glicol, hidróxido de sodio, polímeros acrílicos, y  terpenos

Otras investigaciones muestran resultados análogos. Por ejemplo las realizadas sobre millares de personas y en las que se vio como las que habían trabajado en la limpieza tenían más asma y otros problemas respiratorios (en uno de los estudios un 170% más de riesgo de asma, preocupando especialmente los productos en spray).