9 gestos sencillos que puedes seguir para ser un héroe del medioambiente

Bajo el lema 'Nature needs heroes' la firma Timberland ha presentado una guía ecológica con recomendaciones sencillas para vivir de una forma más sostenible, rutas por huertos ecológicos y proyectos inspiradores

Ilustración: Carla Fuentes

Cuando Greta Thunberg empezó a saltarse las clases de los viernes para manifestar su preocupación por el cambio climático frente al parlamento de Suecia, nadie podría imaginarse que una chica de 15 años desencadenaría un movimiento medioambiental alrededor del mundo, capaz de conectar con miles de jóvenes y sonrojar a líderes políticos. La joven activista ha demostrado que un sencillo gesto puede cambiar el mundo y que, en tiempos de escepticismo e incertidumbre, todos necesitamos héroes y causas por las que luchar.

Para lograrlo, la firma acaba de presentar Timberland Urban Green Guide, una guía minuciosa y gratuita con recomendaciones sencillas para vivir de forma más sostenible y respetuosa. Escrita por Guada Guerra e ilustrada por la artista Carla Fuentes, incluye además una ruta por los huertos y lugares urbanos que han apostado por la producción ecológica y un listado de héroes inéditos, con nombres y apellidos, que contribuyen con sus proyectos a crear un mundo mejor. El propósito, como apuntan, "es inspirar, no aleccionar, y la intención es contribuir a cuidar nuestro entorno". 

Nature needs heroes surge de la convicción de que cada gesto cuenta y que su suma puede tener un gran impacto. Porque su objetivo es ambicioso –nada más y nada menos que salvar el planeta–, pero las acciones para conseguirlo se basan en actos cotidianos y tangibles, desde nuestros hábitos de consumo a la forma de movernos por la ciudad. Estos son solo algunos ecoconsejos de la guía de Timberland para ser un héroe todos los días.

9 gestos sencillos que puedes seguir para ser un héroe del medioambiente
Ilustración: Carla Fuentes
Reduce el plástico. El consumo que hacemos de este material es insostenible y por fin empezamos a ser conscientes de ello. Las medidas que propone Timberland van más allá de rechazar esa bolsa de plástico que nos ofrecen en el supermercado. Apuesta, por ejemplo, por otros materiales: como los cepillos de dientes de bambú, los champús y jabones en pastilla o los recipientes de cristal para conservar los alimentos. De más está decir que huyas de los envases de usar y tirar –en algunos países ya empiezan a prohibirlos–, y cuando no exista otra opción, procura que sean reciclables.

Muévete de forma sostenible. Sé consecuente con tus actos, también a la hora de moverte. Greta Thunberg no viaja en avión por su enorme huella de carbono. En las ciudades, los vehículos de motor son una de las principales causas de la contaminación. Prueba a utilizar la bicicleta, una de las opciones más sostenibles y saludables, o recurre al transporte público en trayectos largos.

Viaja del mismo modo. ¿Cuántas veces te has quejado de los turistas de tu ciudad? ¿Cuántas veces crees que has resultado molesto como turista? La Sociedad Internacional de ecoturismo promueve, entre sus principios, que se minimicen los impactos negativos del turismo, fomentando el respeto por la comunidad local y sus costumbres, para que la experiencia sea tan buena para ti como para tus anfitriones.

Recicla siempre. Es el pilar básico de una vida ecológica: reducimos tanto energía como el consumo de materias primas, ya que muchos objetos nacen a partir del reciclaje, y además, el reciclaje implica la creación y el mantenimiento de nuevos puestos de trabajo. Más allá de los conocimientos básicos –los plásticos, latas y bricks van en el contenedor amarillo, mientras que el cartón y los papeles se depositan en el azul– Timberland nos recuerda que los medicamentos o sus envases deben depositarse siempre en el Punto SIGRE, y que las pilas, baterías y demás residuos tecnológicos deben llevarse a un punto limpio.

Presta atención a los alimentos. Cada año en España se tiran 7.700 millones de kilos de comida, una cifra tan vergonzosa como preocupante. Reducirla es tan sencillo como comprar con sentido común: planificando los menús semanales o anotando en una lista los alimentos que realmente necesitas. Igual de importante es saber de dónde vienen y cómo se han conseguido. Apuesta siempre por alimentos locales y de temporada, respetuosos con su forma de producción y con el medioambiente.

9 gestos sencillos que puedes seguir para ser un héroe del medioambiente
Ilustración: Carla Fuentes
Controla el gasto. No debemos malgastar agua y la batalla empieza en algo tan simple como sustituir el baño por la ducha y cerrar el grifo mientras nos estemos enjabonando o cepillando los dientes. Lo mismo ocurre con la energía, opta siempre por opciones limpias: cuando compres un electrodoméstico fíjate en que la etiqueta sea A++ o A++++, la máxima certificación energética, y las bombillas, mejor de LED o bajo consumo. No solo el medioambiente lo agradecerá, también tu bolsillo.

Limpia a conciencia. Nuestras abuelas eran ecoheroínas sin saberlo. Todos sus remedios caseros solventaban el problema de la forma más sostenible: bicarbonato para las manchas, vinagre para desatascar las tuberías o acabar con la cal, zumo de limón para desinfectar la madera. Recupera todo lo que te enseñó para reducir al mínimo los productos de limpieza. Muchos están formulados con sustancias tóxicas que contaminan el aire y el agua.

Crea tu propia selva urbana. Llena tu casa de plantas. Frente a la creencia popular, son muy agradecidas y no necesitan muchos cuidados, además purifican el aire del hogar y aportan un toque verde único. Tampoco es necesario disponer de mucho espacio para crear un pequeño huerto en casa. Con la luz adecuada, sustrato orgánico, unas cuantas semillas y algo de paciencia, podrás empezar a cultivar tus propios alimentos. Timberland además incluye una serie direcciones para alquilar un trocito de tierra y conocer (y valorar) el trabajo de los agricultores, como La alegría de la huerta en Madrid, Connecthort en Barcelona o el Huerto La Chimenea en Las Palmas.

Valora lo que tienes. Aunque el mundo parece moverse por el deseo y el consumo, el planeta no va a poder seguir soportando este ritmo. Compra con conciencia y solo aquello que de verdad necesites. No tires la ropa, dónala o apuesta por fórmulas de economía circular. Esto se aplica también a las ocasiones especiales. En la guía de Timberland, nos proponen una serie de regalos ecológicos: un kit de semillas de cultivo, cosméticos naturales o por qué no, una de sus propias prendas. La firma se ha marcado unos objetivos sostenibles para 2020 muy interesantes, como que el 100 % del calzado esté libre de PVC y que todos los productos incluyan materiales reciclados, orgánicos o renovables, mientras que el algodón utilizado será orgánico o procedente de la iniciativa Better Cotton. Porque el cambio también empieza prestando atención a las etiquetas de nuestra ropa.

Fuente: El País