Los científicos aconsejan cuidar el entorno para ganar en salud

El entorno puede afectar más de lo que parece a la salud humana. Determinados productos de uso «normal» en nuestro entorno cercano pueden ser el origen, por ejemplo, de mutaciones genéticas y de problemas graves de salud. Lo remarcó ayer José Fernández Piqueras, catedrático de Genética de la Universidad Autónoma de Madrid. Se refería al uso -muy frecuente en la zona occidental de Asturias- de pesticidas y de otros productos químicos aceptados en la cadena comercial y en las empresas agrícolas. También a la contaminación en los mares y en otras zonas cercanas al entorno vital.

«No podemos permanecer impasibles frente a todo eso porque está en juego nuestra salud», proclamó el investigador. Así, es mejor evitar el uso de pesticidas, unos productos que pasan en la mayoría de los casos a los acuíferos y permanecen en el medio ambiente con consecuencias directas para la salud humana.

El catedrático fue el segundo ponente de la Semana de la Ciencia que el Ayuntamiento de Valdés dedica al bioquímico Severo Ochoa, premio Nobel de Medicina en 1959. Según Fernández, para tener una vida sana conviene siempre tender «al equilibrio», apostar por las verduras, no fumar ni beber alcohol en demasía y hacer deporte. Pero también «cuidar del entorno». En una charla muy didáctica, el investigador explicó qué son los genes y cómo se comportan de forma dispar según el ambiente y en razón de los estímulos que reciban.

Fernández hizo alusión a las hambrunas, que determinan los problemas de salud de las generaciones descendientes de los colectivos que las padecen. Pueden tener diabetes y otros problemas graves. «El hambre es un crimen epigenético», dijo. Determinados productos o carencias pueden provocar alternaciones epigenéticas específicas, que a la larga son de salud.

El ciclo de conferencias de la Semana de la Ciencia concluye hoy con una charla a cargo de la investigadora valdesana Margarita Salas. Será a las doce de la mañana en el Instituto Carmen y Severo Ochoa de Luarca. A continuación, se entregarán los premios a los dos mejores expedientes del centro en el Bachillerato y se celebrará una ofrenda floral en la tumba de Severo Ochoa. José Fernández Piqueras visitó ayer parte de la villa luarquesa y el Museo de Severo Ochoa y ensalzó la belleza de una villa «ideal para vivir con salud».

Fuente: lne.es