España sigue siendo el país que más pesticidas usa en la UE, según Eurostat

  • La iniciativa Hogar sin Tóxicos pide que España haga un esfuerzo especial para reducir la dependencia de estas sustancias en la agricultura. 
  • La medida es esencial si se pretende reducir los niveles de presencia de residuos de pesticidas en los alimentos.

Pesticidas

Según los datos que estos días ha hecho públicos la Oficina Europea de Estadística (Eurostat)España sigue siendo, con mucho, el triste líder europeo en el consumo de pesticidasUnos venenos agrarios -insecticidas, fungicidas, herbicidas, etc.- que generan gran inquietud por sus efectos sobre la salud humana y sobre los ecosistemas. 

Las cifras que da este organismo comunitario muestran que de las algo más de 330.000 toneladas de pesticidas vendidas en la Unión Europea algo más de 75.000 habrían sido vendidas en España. Ello representa casi una cuarta parte de todos los pesticidas vendidos en territorio de la UE. En Francia e Italia, los países que van inmediatamente después en consumo de pesticidas, serían algo más de 54.000 las toneladas vendidas en cada una de las dos naciones 

Los datos que acaba de publicar Eurostat, aunque se refieren al año 2019, son los más recientes de los que se dispone en este momento sobre el uso de pesticidas en Europa, ya que se necesita un tiempo desde que los datos se recopilan, hasta que se procesan y publican. 

Hogar sin Tóxicos, entidad española que forma parte de la organización PAN Europe, organización que hace un seguimiento de la problemática de los pesticidas a escala de la UE, manifiesta su preocupación por estas cifras "ya que un mayor uso de pesticidas representa, obviamente, una mayor probabilidad de que residuos de estas sustancias tóxicas aparezcan luego como contaminantes de los alimentos que consumimos los españoles. Además, al margen de sus riesgos para la salud humana, tan alto uso de estos venenos tiene también consecuencias para el medio ambiente". 

En opinión del responsable de la campaña Hogar sin Tóxicos, Carlos de Prada,  "las autoridades deben de dejar de trasladar a la población la idea de que la presencia de residuos de pesticidas en los alimentos no representa un problema, escudándose en el argumento de que se "cumplen los niveles legales", ya que la comunidad cientifica dice que tales niveles legales se han establecido sin tener cuenta hechos tan importantes como que no nos exponemos a pesticidas aislados sino a mezclas de ellos sobre las cuales no se ha evaluado su riesgo para la salud. Es un claro ejemplo de aquello de que quien hace la ley hace la trampa. Lo legal y lo seguro pueden no coincidir necesariamente" 

Añade también que "España necesitará una firme voluntad política y un esfuerzo importante, mayor que el de otros paísespara cumplir con los objetivos marcados por la estrategia "Farm to fork" de la Comisión Europea que recoge que en la UE debe reducirse el uso de pesticidas en un 50% antes de 2030. Es necesario actuar para poner fin a la dependencia del uso de estas sustancias que muchos agricultores tienen". 

Comenta que "los millones de hectáreas dedicadas a la agricultura ecológica muestran que es posible producir sin usar pesticidas sintéticos. Por otro lado, tal alto uso de pesticidas refleja que no se está cumpliendo la normativa europea que establece que en toda la agricultura de la UE el uso de pesticidas debe ser la última opción para combatir los posibles problemas de plagas, anteponiendo medidas no químicas". 

En cuanto a los tipos de pesticidas más usados en la Unión Europea, según los datos de Eurostat, serían en primer lugar los fungicidas seguidos de los herbicidas e insecticidas. En España en concreto se venderían más de 34.000 tn de fungicidas y bactericidas, más de 17.000 de herbicidas, más de 7000 de insecticidas y grandes cantidades de otros productos. 

Según los mismos datosaunque en la mayoría de los países habria decrecido en mayor o menor grado el uso de pesticidas no habría sido así en otros como es el caso de España. De los 18 países de los que da datos Eurostat doce han visto reducir la cantidad de pesticidas que usan entre 2011 y 2019. Dinamarca estaría en cabeza de ése descenso, habiendo decrecido el volumen de pesticidas usados en un 42%, seguido de otros que paises que como Portugal o Suecia habrían bajado más de un 20%.